Captura de pantalla 2017-11-19 a las 18.26.21.png

Lo mejor de esto es cuando un alumno deja que le cure una herida, y le tiemblan las manos, y me mira como diciendo: confío en ti sobre todas las cosas. La sonrisa fugaz y auténtica que viene una vez se han atrevido.

Las veces que trepan hasta sentarse en mi regazo.

Cuando retan con una expresión inocente.

Sus voces llenándolo todo.

Su respiración tranquila cuando duermen, especialmente cuando sueñan en mis brazos.

Cuando se descalzan para bailar y suben a las mesas creyendo que sostienen guitarras eléctricas.

Los ratos que pasamos haciéndonos cosquillas en el pelo, mientras tarareo canciones o susurro cuentos inventados.

El instante en el que tras una rabieta o un enfado, vuelven a la calma, y me tocan con un dedo la rodilla (estoy aquí) o me abrazan como diciendo: ya se me ha pasado.

Dibujarles el contorno de la cara, las cejas, las pestañas, las mejillas con los dedos, ver cómo entrecierran los ojos (como si soñasen).

Cuando cuentan lo que hacen, lo que sienten. Dibujo un dragón que se ha convertido en una mariposa. Me lavo las manos. Mírame, yo bailo así. No me gusta el desayuno. Yo creo que los elefantes hacen esto. Estoy enfadada. Ella me ha empujado aquí en el corazón. Yo he visto al hada.

Sus declaraciones de amor. De un amor muy puro, de esos que abrigan, consuelan, acompañan.

El modo en el que se ayudan poniéndole los zapatos a otro/a, por ejemplo.

Cuando ríen con ganas mientras hago bromas.

Agacharme, mirarles detenidamente mientras narran dramáticamente un acontecimiento importante.

Eso de que me sigan (con los ojos abiertos de par en par) si se me ocurre una danza, un recorrido, un juego, una idea, algo.

Cuando les digo: vamos a contar un cuento, silencio, si hacemos ruido… Se escapa la magia. Y todas/os escuchan atentamente.

Sus abrazos así tan fuertes, imagínatelo.

Las bromas, la complicidad que llego a establecer con ellos/as. Sus risas contagiosas.

La inocencia.

Dicen que hoy es el día del niño/a. Yo creo que hay que celebrarles todos los días, pero aún así, esto va por todos/as los/as que han formado parte de mi vida.

 

 

 

Anuncios