Captura de pantalla 2016-12-24 a las 17.02.29.png

Instrucciones para una Navidad bonita (aunque yo lo aplicaría a todo el año, dosificando):

-Lee. Hazte con algunos libros que te gusten mucho mucho.

-Pasea, mira las luces, observa a la gente sin demasiado detenimiento, camina alegremente.

-Queda con buenos amigos para tomar chocolate caliente, café, té (y ríete, nada de debatir cosas importantes, o sí, depende del efecto que te produzca)… Para patinar sobre hielo, visitar alguna exposición, ¡ir al cine!

-Eso. Ve al cine. A mí el cine en invierno me gusta todavía más. ¡Palomitas! Si tienes niños cerca (hijos/as, sobrinos/as, primos/as, hijos/as de buenos amigos…) llévales a ver una de animación, échate unas risas y ponte cuernos de reno si es necesario.

-Haz un viaje, aunque sean un par de días con alguien. Recorre otra ciudad, señala lo mucho que te gustan algunas plazas, calles, monumentos… Dí cosas como: “mira eso de ahí, es precioso”.

-Prepara regalos, o simplemente, piensa en cosas agradables para las personas que más quieres.

-Visita a las personas importantes. Abuelos. Tíos. Primos. Amigos… (Esto no sólo en navidad obviamente). Abrázales.

-Demuestra cuánto te importa la gente que quieres. Hazlo siempre, con hechos y detalles entrañables, pero en navidad no te olvides de ninguno. Felicita. Llama. Visita. Manda postal. Recuérdales que estás ahí y que los quieres muchísimo.

-Prepara platos exquisitos si te apetece cocinar, ponte buena música para ello. Jazz. Villancicos (bonitos por favor, en plan… no sé… White Chritsmas de Michael Bublé, adoro todos sus villancicos). Pero que suene música y sea un momento íntimo.

-Haz el amor.

-Escribe.

-Duerme un montón. Desayuna en la cama.

-Si tienes perro: largos paseos invernales, cosquillas y muchas caricias. Si tienes gato: mimos, galletas, juegos en casa, siestas con ronroneo.

-Cuida, cuida mucho a quién te necesita. Y pide cuidados y cariño.

-Disfruta. Ríete. Celébrate como gustes, haz lo que más te apetezca, rompe con convencionalismos si no te llenan, pero exprime tus vacaciones.

-Agradece un montón todo lo bueno que te aportan y te entregan. Yo no sé cómo devolver tanto cariño y atenciones a las personas que me quieren.

-Come lo que te apetezca, chocolates, dulces, no sé, lo que más te guste.

-Quiérete. Cuídate. Abróchate bien ese abrigo y no te olvides de los guantes. Que vales mucho 😉

Te deseo una Nochebuena preciosa y una Navidad blanca, luminosa y mágica… Shhhh qué viene Papá Noel esta noche…

 

Anuncios