220px-Rosaparks_bus

Una vez escribí…

Rosa Parks fue una gran defensora de los Derechos Civiles en Estados Unidos, nació en 1913 y en 1950 comenzó a trabajar en la Asociación Nacional para el avance del pueblo de color.

¿Por qué Rosa Parks es una mujer merecedora de toda mi admiración y respeto? Porque fue la primera persona que se negó a ceder su asiento del autobús a una persona de raza blanca como estaba establecido legalmente en aquellos años. Fue encarcelada por ello y como respuesta a su injusto y absurdo encarcelamiento Martin Luther King organizó la protesta extendiéndola a todos los autobuses públicos.

Y es que lo que hoy puede resultarnos bochornoso, injusto e incomprensible, como puede ser el racismo, el creer que alguien que pertenece a otra raza es inferior y que por tanto debe ocupar en nuestra sociedad una posición diferente a la nuestra (la raza blanca), hace años era lógico, aceptado, asumido y legal.

En el sexismo es el sexo y la fuerza del “hombre” lo que marca una superioridad, en el racismo es la raza blanca y la supuesta inteligencia de los blancos lo que permitía y permite que otros individuos sean discriminados, en el especismo es la especie humana y la capacidad de razonar lo que nos coloca en un escalón de supremacía y dominancia, es la que legaliza y apoya que millones de animales no humanos sean asesinados/explotados/golpeados/vendidos/utilizados, y en la homofobia es la pareja heterosexual y la capacidad reproductora de la misma la que vale posicionando a los homosexuales en otra esfera apartada con derechos diferentes y muchísimos menos privilegios.

Es curioso, pero es un dato a tener en cuenta, que numerosas personas que lucharon en algún movimiento relacionado con el racismo o el sexismo eran a su vez vegetarianas, como Rosa Parks o Marin Luther King a los que acabo de nombrar. Y es que cuando alguien es discriminado, o simplemente abre los ojos y ve lo injusto que es que una idea, un prejuicio o una costumbre afecte indiscutiblemente a otros/as (ya sean animales humanos o no humanos), no puede sino ver al mismo tiempo, cómo no solo esa forma de discriminación sino TODAS son terribles, dolorosas e injustas igualmente.

El caso es que SIEMPRE habrá alguna (y miles y millones) de Rosa Parks dispuestas/os a decir: Basta, esto es injusto, hace daño y no lo apoyo.

Siempre…Afortunadamente.

Y os hablo de todo esto para confesar que hay un libro destinado al público infantil que nos habla de Rosa, y que personalmente me resulta imprescindible en cualquier estantería de un niño o de una niña que tiene ganas de saber, crecer y soñar…

51Je7xNPJjL._SY344_BO1,204,203,200_

Anuncios